Morales sugiere al FMI que cambie sus políticas si no quiere que los pueblos se rebelen contra ellas

0
76

El presidente Evo Morales sugirió al Fondo Monetario Internacional (FMI) cambiar sus políticas de ajuste que recomienda a los diferentes Estados y dejar de lado la privatización de recursos naturales. Advirtió que, si no ocurre así, “los pueblos van a rebelarse” en su contra debido a que no son una solución a los problemas sociales y al ensanchamiento de la brecha económica.

“Recomendaría al FMI que más bien cambie de chip, las privatizaciones de servicios básicos o que entregue los recursos naturales de los pueblos a las transnacionales; esas políticas van fracasando y solo estamos repasando América del Sur y está en todo el mundo”, insistió y consideró que el organismo internacional y el Banco Mundial  debieran “asumir otra responsabilidad”.

La posición surgió luego de que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, advirtiera –según AFP-  que la economía global se encuentra ante una “coyuntura delicada” que requiere que los bancos centrales mantengan los estímulos y que los gobiernos resuelvan rápido las disputas comerciales, un factor que incide en el crecimiento.

Bolivia, desde la asunción de Morales al poder, dejó de seguir las políticas del organismo internacional, que en el pasado estuvieron vinculadas a la capitalización y privatización de las empresas bolivianas estratégicas a  condición de acceder a créditos. El Presidente es un duro crítico de los ajustes que recomiendan los organismos financieros internacionales.

“A este paso, imagínense, va haber rebelión de los pueblos contra las políticas del FMI y cuando hay rebelión de los pueblos no hay estabilidad social. Cuando hay demasiada desigualdad de familia a familia eso no resuelve, pero hay que achicar esas diferencias económicas”, expresó el mandatario ante la situación planteada por Lagarde.

Morales reiteró que ahora los organismos internacionales debieran promover la entrega de los recursos naturales al pueblo, bajo el principio de que “sin solidaridad no hay estabilidad social”.

A poco de tomar las riendas del Estado, el Presidente encaró un proceso de nacionalización de las empresas estratégicas y de los recursos naturales. En reiteradas ocasiones, atribuye a esa decisión los niveles de crecimientos sostenido de la economía en medio de un ambiente externo desfavorable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here