Crónica de un golpe fallido

0
33

Amanecía el 30 de abril y muchos venezolanos se informaban a través de los medios de comunicación y redes sociales sobre la traición a la Constitución de República Bolivariana de Venezuela (CRBV) de un par de docenas de militares, quienes, junto a los factores más extremos de la oposición venezolana, pedían un cambio de gobierno.

Como en otras ocasiones el este de Caracas fue el epicentro de la intentona golpista, lo que sirvió para mostrar, por un lado la mentira en la que vive un sector político del país, con una dirigencia que fracasa constantemente en sus intentos para desestabilizar el país, y por otra parte proyectó, la gran lealtad a la Carta Magna y a la Revolución Bolivariana que tiene la gran mayoría de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el pueblo venezolano.

Frente al anuncio por diferentes redes sociales, el diputado opositor, Juan Guaidó, informaba sobre el «inicio de la fase final de la Operación Libertad». Diferentes ministros y demás funcionarios del Gobierno respondieron para ofrecer información veraz y oportuna, con la finalidad de acallar las llamadas «fake news».

Uno de los primeros en pronunciarse fue el ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información, Jorge Rodríguez, quien señaló, desde su cuenta Twitter: “Informamos al pueblo de Venezuela que en estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República».

Por otra parte, Leopoldo López, quien cumple una pena de casi 14 años de prisión por promover protestas antigubernamentales que generaron violencia y muertes en el año 2015, llamó a los opositores a salir a las calles para «completar la primera fase», y apartar del poder al presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, con vistas a construir un Gobierno de transición.

En respuesta a este llamado a la violencia, el Primer Mandatario ordenó evitar un combate militar en el distribuidor Altamira, pidiendo que «debían despejar la autopista y todos los implicados debían rendirse», a pesar de que este grupo contaba con armas de alto calibre y unas claras intenciones de crear caos en el país.

Según informó el Mandatario, el alzamiento contó con ocho tanquetas, que luego fueron devueltas, y cuatro ametralladoras calibre 7.62. “¿Para enfrentar a quién, para disparar a quién, para matar a quién?”, dijo.

Fueron engañados

Luego de que un contingente de la FANB fuera a negociar con los soldados sublevados su rendición, el 80% de ellos comentaron que fueron engañados por sus superiores

«Este es otro sabotaje de la derecha golpista que quiere que nosotros mismos nos enfrentemos», dijo un militar del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional —Sebin—.

“En la madrugada nos dijeron: «Móntense que van para el CNE (Consejo Nacional Electoral)», acotó otro representante del cuerpo castrense.

«El mayor Sequeda, para que yo me quedara me obligó, me dijo quédate ahí, me puso dos fusileros y me dijo ‘toma la pistola’. Yo la agarré y la escondí en el koala», reveló otro de los efectivos que logró escapar y entregarse a los militares leales al Gobierno legítimo.

Rechazo de la intentona golpista

Todo esto sirvió para que importantes funcionarios del Estado salieran a desmentir, a través de sus redes sociales y los medios tradicionales, toda la manipulación mediática de la derecha.

Uno de los primeros fue Tarek William Saab, Fiscal General de la República, quien dijo vía telefónica al canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV): «Advierto, y al mismo tiempo señalo, que este cúmulo de hechos (de la oposición) que hemos venido observando, tendrá la consecuencia en tiempo real de nuestra institución, soberana independiente y totalmente afecta a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela».

Por su parte, la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena, rechazó de manera enérgica «la embestida (de la derecha). «Una vez más aquellos que no han podido obtener el poder, por vías democráticas y por vías electorales, intentan arrebatar la voluntad del pueblo de Venezuela, que es expresada en cada elección, a través del voto. Condenamos estas acciones antidemocráticas que traicionan la democracia, la soberanía y traicionan a los venezolanos y venezolanas”, añadió.

Casi al mediodía, el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, tuiteó: «La FANB se mantiene firme en defensa de la Constitución Nacional y sus autoridades legítimas. Todas las unidades militares desplegadas en las ocho Regiones de Defensa Integral reportan normalidad en sus cuarteles y bases militares, bajo el mando de sus comandantes naturales».

Pueblo revolucionario a la calle

Ante una nueva maniobra de la oposición venezolana, apoyada por el gobierno norteamericano y sus aliados, el pueblo digno de la Patria de Bolívar y Chávez volvió a dar una lección.

Pocas horas habían transcurrido, cuando cientos de personas hicieron acto de presencia en las cercanías de la sede del Gobierno Nacional, el Palacio de Miraflores. En este sitio, manifestaron su respaldo a Nicolás Maduro.

Durante la jornada, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, fustigó a los militares traidores e instó al pueblo a salir a las calles para defender la constitucionalidad del Gobierno Nacional, apelando a la unión cívico-militar. «El país está en absoluta tranquilidad, excepto el distribuidor Altamira, pero todo se va a controlar y van a ser tratados (los sublevados) como unos golpistas», contó.

Respaldo internacional

Muchos presidentes y altos diplomáticos del mundo rechazaron la tentativa golpista y expresaron su apoyo a la constitucionalidad del Gobierno Nacional.

Entre los dignatarios latinoamericanos que se han solidarizado con la República Bolivariana destacan Evo Morales; de Bolivia, Miguel Díaz-Canel, de Cuba, Andrés Manuel López Obrador, de México, Daniel Ortega, de Nicaragua, entre otros, además de organizaciones como la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad.

El Jefe de Estado boliviano calificó esta acción como un pliego a intereses extranjeros por medio de la derecha venezolana, quien según destacó sigue órdenes de Estados Unidos (EE.UU.).

La Cancillería Siria condenó el fallido intento de golpe de Estado que se produjo en Venezuela auspiciado por la administración de Estados Unidos, reseñó el portal de Sputnik.

“La República Árabe Siria condena enérgicamente el fallido intento de golpe de Estado contra la legalidad constitucional en la República Bolivariana de Venezuela”, reza el comunicado.

Destacó además los vínculos de Washington con los acontecimientos acaecido el martes en Caracas, lo que confirma que el gobierno de EE.UU utiliza todas las armas a su alcance, incluido el bloqueo económico, para quebrantar el Estado e ir contra la elección del pueblo venezolano.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación Español, aseveró que “España no respalda un golpe militar porque lo que quiere es un movimiento pacífico que desemboque en unas elecciones”.

Palestina, a través de su Cancillería, declaró su «solidaridad con el liderazgo electo y la legitimidad» en Venezuela representada por el presidente Maduro, al tiempo que reafirmaron su rechazo a cualquier intervención extranjera en Venezuela, sea una invasión, una incursión militar o sanciones económicas.

En el mismo contexto, Turquía el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu ratificó que están «en contra de los intentos de reemplazar a los gobiernos legítimos por medios antidemocráticos».

Otras naciones que han manifestado su apoyo han sido las potencias Rusia y China, de la voces de sus cancilleres Serguei Lavrov y Wang Yi, respectivamente.

También se pronunció la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), quien emitió un comunicado en el que rechaza los «intentos de violentar el orden constitucional».

De la misma manera, Uruguay manifestó su preocupación por la situación de intento de golpe de Estado que se generó este martes.

De esta manera quedó retratado para siempre las intenciones y traición a la CRBV por parte de algunos militares, así como de un grupo de dirigentes de la oposición anclados a los intereses del imperio, evidenciando además la lealtad absoluta y plena del pueblo venezolano, y de una FANB apegada a las leyes y al gobierno legitimo del presidente Nicolás Maduro Moros.

Fuente: Prensa Digital MippCI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here