En medio de su visita a Panamá, el Papa Francisco fue consultado por la situación de Venezuela, envuelta en una crisis política y social que se agravó el miércoles pasado cuando Juan Guaidó se autoproclamó como presidente interino y fue reconocido por Estados Unidos.
En este sentido, en medio de la visita del Sumo Pontífice a la región, el líder de la Iglesia Católica ofreció su ayuda, “si lo quieren“, para serenar el conflicto y se mostró preocupado ante un posible conflicto armado.
Me asusta un posible derramamiento de sangre en Venezuela“, dijo el Papa Francisco en medio de una charla que tuvo este viernes con periodista a bordo del vuelo especial que regresó de la gira apostólica en Panamá, donde se celebraron las Jornadas Mundiales de la Juventud.
Luego de que Estados Unidos reconociera a Guaidó como presidente de Venezuela, Argentina y Colombia se sumaron a la decisión de la administración de Donald Trump. Sin embargo, el Papa no pudo ponerse de ese lado de la vereda y consideró que  “sería una imprudencia pastoral y haría daño ponerse de la parte de unos países o de otros”.
Deseo el bien de todos los habitantes del país”, dijo Francisco y ante 70 periodistas que lo acompañaban en el avión que regresaba a Roma insistió: “¿Qué es lo que me asusta? El derramamiento de sangre“.
En la misa campal que tuvo lugar el domingo ante 700 mil jóvenes en la ciudad de Panamá, en el final de las celebraciones, Francisco pidió después del rezo del Angelus “una solución justa y pacífica para superar la crisis respetando los derechos humanos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here