En Brasil, la familia de Jair Bolsonaro, el presidente de extrema derecha que recientemente asumió el cargo, enfrenta un creciente escándalo luego de que el periódico más importante del país vinculó a uno de sus hijos, Flávio, con miembros de una conocida banda de crimen organizado llamada la Oficina del Crimen. Según el periódico O Globo, Flávio Bolsonaro está vinculado desde hace tiempo con dos oficiales de policía de Río de Janeiro que pertencen a la Oficina del Crimen. Flávio Bolsonaro incluso contrató a la esposa y a la madre de uno de los exoficiales el año pasado. Ambos policías son sospechosos en el caso del asesinato de la prominente concejala y activista por los derechos humanos y de las personas homosexuales Marielle Franco, quien fue asesinada a disparos junto con su chofer en Río de Janeiro en marzo del año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here