La Alasita, conocida como la fiesta de la miniatura, se inició este 24 de enero y por espacio de un mes, se tendrá como oferta todo tipo de bienes en miniatura como casas, autos, dinero en dólares y pesos bolivianos, electrodomésticos y títulos profesionales- que las personas compran con el anhelo de que se materialicen.

SU HISTORIA

Cada 24 de enero y desde 1781, se celebra en la ciudad de La Paz la fiesta de Alasita, un evento cuya característica principal es la venta de miniaturas que se acompaña con un ritual andino que termina con una bendición.

La tradición se inicia el año 1781 cuando el gobernador intendente, José Sebastián de Segurola, ordenó celebrar una fiesta anual en honor a la deidad denominada Ekeko, en un momento en el que la ciudad había sido sitiada por Túpac Katari.

EKEKO

El diccionario lo define como un ser sobrenatural de la cultura popular que atrae la suerte y prosperidad a quien lo invoca; se representa en estatuillas talladas en diversos materiales, de 10 a 20 cm de altura. La deidad aymara Ekeko (dios de la abundancia) es el objeto principal de la feria.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here