El Producto Interno Bruto (PIB) nominal de Bolivia creció 327% en los últimos 13 años y llegó a $us 40.885 millones en 2018, destacó ayer el presidente Evo Morales en su informe de gestión por el Día del Estado Plurinacional de Bolivia.
El Jefe de Estado recordó que en 2005 —un año antes de su primer mandato— el PIB nominal del país era de $us 9.574 millones y el colchón financiero llegaba sólo a $us 7.600 millones.
Ahora, con el Proceso de Cambio, “la nacionalización de los hidrocarburos, industrialización de los recursos naturales y la inversión pública, la fortaleza económica, que incluye reservas internacionales, depósitos y aportes a las AFP (administradoras de fondos de pensiones)”, subió a $us 53.269 millones, destacó.
Dijo que este factor es la base de la economía nacional, que llevó al país a ocupar el primer lugar, por seis años, en crecimiento económico de Suramérica, pese a la baja internacional del precio del petróleo.
“Aclarar que Bolivia no solamente depende del gas. Saben ustedes, sabe el pueblo boliviano y sabe el mundo entero que  en 2016 y 2017 el precio del petróleo bajó a nivel mundial, pero Bolivia, pese a eso, mantuvo su crecimiento en la región. Lo que nos sorprende es cómo en corto tiempo Bolivia lidera la economía de la región”, enfatizó en su mensaje.
“Que yo sepa, el país nunca fue primero en ningún rubro, ahora somos primeros en crecimiento económico y debemos estar muy orgullosos”, acotó.
 En ese marco, recordó que en 180 años los gobiernos del pasado sólo dejaron $us 9.574 millones en PIB, y que en 13 años se generaron $us 31.311 millones, que sumados alcanzan $us 40.885 millones, otro récord para los bolivianos.
“Estoy convencido, dentro del proyecto que tenemos hacia el bicentenario, mínimo el 2025 Bolivia tendrá más de $us 50.000 millones de Producto Interno Bruto”, reveló Morales.
Líder en crecimiento 
El crecimiento económico de Bolivia fue el más alto en Suramérica por seis años, y en 2019 nuevamente se prevé que repunte con el 4,3%, muy por encima del promedio de la región, que se encuentra con el 1,4%, según proyecciones del Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
De acuerdo con el Jefe de Estado, basado en datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en 2009 el país ocupó el primer lugar con un crecimiento del 3,4%; en 2014 (5,5%), 2015 (4,9%), 2016 (4,3%), 2017 (4,2%) y 2018 llegaría al 4,5%.
“La estabilidad económica responde a las políticas de fomento a la producción y permitió que la inflación permanezca baja (1,5% en 2018),  manteniendo el poder adquisitivo de la población”, detalló.
Remarcó que su gobierno tuvo que soportar muchas mentiras por parte de la oposición en contra de las políticas implementadas en los 13 años de gestión, que nunca se comprobaron y, al contrario, demostraron que gracias a la estabilidad económica y fomento a la producción el país creció sostenidamente en los últimos años por encima de todos los de la región.
Ahorros y créditos 
En su informe de balance económico, el Presidente indicó que en los últimos 13 años el ahorro de la población en el sistema financiero nacional se incrementó en 609%, de $us 3.826 millones en 2005 a $us 27.123 millones en 2018.
Mientras que la cartera de créditos subió de $us 3.751 millones a $us 25.043 millones (568% más) en el mismo período. “En este rubro, los opositores decían que se venía una ‘corrida bancaria’; eso es falso, tanta propaganda para hacer daño a nuestra gestión”, lamentó.
Bolivia tiene las reservas más altas y la deuda externa más baja
El presidente Evo Morales afirmó que Bolivia tiene las Reservas Internacionales Netas (RIN) más altas de América del Sur, respecto al PIB, con el 21,4%, por encima de Perú (21,2%) y Brasil (17,8%).
Recordó que las RIN de Bolivia en 2005 eran de $us 1.714 millones y que ahora son de $us 8.946 millones.
Por otro lado, dijo que entre 2005 y 2018 la deuda externa pública disminuyó de 52% a 24,8% respecto al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, y que se encuentra por debajo de los límites establecidos por organismos internacionales que señalan que es manejable cuando no sobrepasa el 50% del PIB.
De acuerdo con los datos oficiales, en 2005 la deuda externa alcanzó $us 5.000 millones, mientras que el PIB —entendido como el valor total de la producción de bienes y servicios producidos en un país durante un determinado período de tiempo, que por lo general suele ser de un año— bordeaba los $us 9.000 millones; sin embargo, hasta el 30 de noviembre de 2018 la deuda alcanzó a $us 9.944 millones con un PIB de más de $us 40.000 millones.
El ministro de Economía, Mario Guillén, afirmó que Bolivia se consolidó como ejemplo entre los países de Suramérica, debido al crecimiento económico constante y sostenido que registró en los últimos 13 años.
Remarcó que las medidas implementadas con el Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo permitieron diversificar los ingresos y evitar que la caída de los precios de las materias primas afecte al desarrollo del país. Destacó a la inversión pública como el motor del desarrollo.
Fuente: El Cambio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here