México ofrece mediar en Nicaragua y Venezuela

0
63

Tras las críticas por la ambigüedad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en su posición hacia Venezuela y Nicaragua, el subsecretario designado para la región de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Maximiliano Reyes Zúñiga, afirmó que su país está dispuesto a mediar en las crisis políticas que afectan a ambos países.

“La diplomacia mexicana tendrá un papel decisivo en América Latina y el Caribe. México debe ser un líder en la región y estamos dispuestos a asumir esta responsabilidad. Es el momento en que México vuelva a mirar al Sur”, aseguró el funcionario ayer.

Esta es la primera vez que un alto funcionario del Ejecutivo de López Obrador se pronuncia directamente sobre la crisis nicaragüense, que desde abril –cuando comenzaron las protestas contra el presidente Daniel Ortega– dejó 325 muertos, más de 2.000 heridos y decenas de miles de exiliados. Reyes dijo que el Gobierno dará un “seguimiento puntual” a la situación del país, pero advirtió que México “no acompañará acciones que puedan afectar negativamente al pueblo nicaragüense y que no sean conducentes para crear condiciones de confianza que se necesitan para acercar a las partes”.

En el caso de Venezuela el funcionario fue más elocuente. Dijo que al no suscribir la semana pasada un documento del Grupo de Lima, con el que los 13 países que conforman esa alianza no reconocen el nuevo mandato de Maduro, México mandaba el mensaje de que la prioridad del Gobierno es hacer frente a la “crisis humanitaria” que sufre ese país y luego a la situación política.

“Tampoco damos un voto a favor de Maduro”, aseguró Reyes. Además, agregó que al enviar al encargado de negocios de la Embajada mexicana en Caracas a la toma de posesión del presidente venezolano, el Ejecutivo de López Obrador quiso mantener “una distancia” y mostrar que seguirá de cerca lo que sucede en ese país.

“México de ninguna manera renuncia a su preocupación y a su observancia por la situación humanitaria que se está viviendo en Venezuela, por el laceramiento a los derechos humanos de los venezolanos y por la ausencia de democracia que hay en ese país. Pretendemos ubicarnos en un centro que sea capaz de generar puentes de diálogo.

Fuente: Correo del Sur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here