OEA desconoce 21F y respalda primarias

0
121

Después de varias exhortaciones al presidente Evo Morales de respetar el voto del pueblo con el Referéndum Constitucional del 21 de febrero de 2016 y la Constitución Política boliviana, ayer el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, avaló este proceso electoral observado porque el TSE habilitó al actual mandatario a pesar del 21F, la Constitución y el reglamento de habilitación de candidatos.

Almagro anunció desde Estados Unidos junto al embajador Alberto Gonzales, que enviará una misión de observadores para las elecciones primarias.

Sonrientes, así aparecen Almagro y Gonzales en las fotos de rigor mostrando la rúbrica del acuerdo para el envío de una delegación integrada por cinco especialistas, que llegará el próximo 21 de enero a Bolivia.

“Desde la Secretaría General mantenemos nuestro compromiso con el fortalecimiento de las instituciones y los procesos electorales, tanto en el hermano país andino como en todos los países de la región”, afirmó Almagro en un comunicado.

Asimismo, señaló que la OEA acepta “con mucho gusto” la invitación de La Paz para participar como observadores, según reporte de EFE.

Gonzales agradeció el acompañamiento de la OEA y lo calificó como “muy saludable” debido a la “tradición” del organismo interamericano en la observación de procesos electorales.

“Para nosotros se trata de un proceso de aprendizaje, es la primera vez que tenemos este tipo de experiencias”, resaltó.

El próximo 27 de enero, los partidos políticos bolivianos elegirán por primera vez a sus candidatos a presidente y vicepresidente, según quedó establecido en Ley de Organizaciones Políticas promulgada por el Ejecutivo en septiembre del año pasado.

La oposición y movimientos sociales de Bolivia rechazan las primarias al considerarlas una maniobra del oficialismo para avalar la candidatura de Morales, habilitado como candidato por el Órgano Electoral con base a una sentencia del Tribunal Constitucional de Bolivia que reconoce el derecho a una reelección indefinida.

Los detractores del presidente consideran ilegal esta habilitación, al anteponer el fallo del Constitucional por encima de la propia Carta Magna del país, que limita a dos seguidos los mandatos presidenciales, y del resultado de un referéndum que negó a Evo Morales una reforma constitucional para eliminar ese límite.

Morales gobierna en Bolivia desde el año 2006 y quiere ser reelegido por cuarta vez.

PEDIDOS DE ALMAGRO A MORALES

En septiembre de 2017, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pidió al presidente boliviano, Evo Morales, respetar el resultado del referendo del 21 de febrero de 2016, que por mayoría de votos le cerró la posibilidad de buscar una nueva reelección.

“Evo Morales deberá respetar la decisión popular (que le) dijo NO a la reelección. Ningún juez puede levantar el dictamen del único soberano: el pueblo”, expresó Almagro, en aquella oportunidad a través de su cuenta oficial de Twitter.

La reacción del representante del organismo internacional surgió después de que un grupo de legisladores oficialistas presentó ante el Tribunal Constitucional una “acción de inconstitucionalidad abstracta” para que declare la “inaplicabilidad” de algunos artículos de la Constitución Política del Estado, que impiden en la actualidad una reelección indefinida de Morales y otras autoridades.

El Movimiento al Socialismo (MAS) argumentó en su recurso judicial que “los derechos políticos deben ser ejercidos sin ninguna restricción indebida” en el marco de normas internacionales, como el Pacto de San José de Costa Rica.

En noviembre del mismo año y después del fallo del TCP favorable a Morales, Luis Almagro, aseguró que el Tribunal Constitucional no realizó una interpretación adecuada del artículo 23 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos e instó a respetar la voluntad popular en Bolivia.

“En realidad, el Artículo 23 de la Convención Interamericana de DDHH citado en sentencia del #TCP de #Bolivia no contempla derecho a perpetuarse en el poder. Además, la reelección presidencial fue rechazada en referéndum por voluntad popular en #21F de 2016” publicó en su cuenta de la red social Twitter.

El Gobierno acusó al secretario general de la OEA de vulnerar la soberanía del país y de tener actitudes injerencistas al pedir a Morales que respete los resultados del 21 de febrero.

En mayo de 2018, el senador Óscar Ortiz (UD) expuso a Almagro las pruebas y argumentos en defensa de los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016 y pedir que se respete el voto de los bolivianos.

Fuente: El Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here