Argentina fue la cuarta recesión más profunda del mundo, solo superada por las contracciones experimentadas en Venezuela, Guinea Ecuatorial y Nicaragua.

“Argentina continuará contrayéndose en 2019 a medida que la profunda consolidación fiscal resulte en una pérdida de empleo y la reducción del consumo y la inversión”, anticipa el informe sobre las perspectivas económicas mundiales del Banco Mundial al referirse a las consecuencias del programa de austeridad pactado con el FMI.

El documento destaca, además, el impacto negativo de las altas tasas de interés sobre la inversión privada y los balances de las empresas.

Las proyecciones para 2019 limitan a cinco el listado de economías que terminarán con caídas en el PIB: Venezuela, Irán, Guinea Ecuatorial, Argentina y Nicaragua. “La implementación del programa de austeridad fiscal será desafiante pero debería mejorar la sustentabilidad fiscal de largo plazo”, promete el Banco Mundial.

El organismo también comprometió financiamiento para Argentina como parte del programa acordado por el Gobierno con el FMI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here